DIRECTOR FINANCIERO EXTERNO

Gestionar adecuadamente los recursos de su negocio y disponer de información precisa y detallada sobre la marcha del mismo, son elementos clave para hacerlo más  competitivo, obtener mayor rendimiento y su supervivencia.

PROFESSIONAL CONSULTING pone a su alcance un Director Financiero, innovando en lo que hasta ahora estaba reservado a grandes empresas y multinacionales, adaptándonos a sus necesidades y propiciándole las ventajas que proporciona este servicio al prestarlo de manera externalizada, ya sea por un tiempo determinado o continuado en el tiempo, o para un proyecto concreto incluso aunque aún en encuentre en fase de desarrollo.

Nuestro objetivo es claro: Ayudarle a PROSPERAR.

Y todo ello por cuanto que la experiencia nos ha permitido detectar que muchos proyectos, incluso con productos o servicios de gran interés comercial, puedan verse abocado a su conclusión y/o liquidación por una deficiente estructura financiera.

Para ello hemos haremos uso de:

  • Gestión de la Tesorería

    “Administrar los recursos generados”. Tarea importante en toda empresa es gestionar su tesorería. Su fin es garantizar que los fondos necesarios estén disponibles en el lugar adecuado, en la divisa adecuada y en el momento adecuado, manteniendo para ello las relaciones oportunas con las entidades correspondientes, procurando minimizar los fondos retenidos en circulante mediante el control funcional de clientes y proveedores y circuitos de cobro y pago, rentabilizando los fondos ociosos y minimizando el coste de los fondos externos, todo ello con un nivel de riesgos conocido y aceptado.

  • Control de Gestión

    “Evalúa tu rendimiento”. El control es aquella función que pretende asegurar la consecución de objetivos y planes prefijados. El control de gestión es la función por la cual la dirección se asegura que los recursos son obtenidos y empleados eficaz y eficientemente para el logro de los objetivos de la organización. Su propósito es gobernar la organización para que se desarrollen estrategias seleccionadas para alcanzar los objetivos prefijados. Es fundamental para ello que el control de gestión contemple toda la empresa, de lo contrario podríamos llegar a conclusiones inexactas que nos lleven a tomar decisiones erróneas.

  • Sistema Presupuestario

    “Planifica según tus objetivos, controla y toma medidas”. La implantación de un plan estratégico o plan a largo plazo requiere su concreción en planes anuales que detallen el corto plazo, esto es el presupuesto. Para que un presupuesto sea útil debe huirse de la extrapolación del pasado y fundamentarlo en los objetivos de la empresa que deberán, como no, compaginar los recursos de la empresa con sus aspiraciones. El presupuesto pues le servirá para:

    i. Formular planes detallados del plan estratégico de la empresa. Su elaboración obliga a formalizar y concretar ideas pensando en el futuro, con sus amenazas y oportunidades, ya prepararse para afrontarlas.

    ii. Es un medio para coordinar las acciones y toma de decisiones puesto que son la concreción de los objetivos de la empresa en el corto plazo.

    iii. Es un mecanismo de control de la gestión de las distintas actividades de la empresa.

  • Análisis Financiero

    Ayuda a comprender el funcionamiento del negocio y a maximizar la rentabilidad a partir de la actuación sobre los recursos existentes. El análisis financiero permite hacer un diagnóstico de la situación financiera actual de la empresa a través del estudio que se hace de la información contable, mediante la utilización de indicadores, es decir responder. Esta visualización del estado de “salud” en un momento determinado de su empresa y sobre con el análisis de su evolución y comparación con otras empresas del sector permitirá anticipar posibles problemas financieros de la empresa así como identificar áreas de mejora.

  • Dossiers profesionales para presentar a bancos

    (Financiaciones, renovaciones, etc) El dossier financiero profesional es tu tarjeta de presentación ante las entidades financieras, en el que además de presentar tú empresa y proyecto aparece como elemento crítico el mostrar a la entidad que tienes la capacidad suficiente para atender tus pagos. Una vez generes esa confianza en la entidad podrás acceder en mejores condiciones.

  • Reporte periódico para analizar los datos financieros

    Supone la entrega de informes elaborados a partir de la información de su empresa para su análisis y toma de decisiones. Puede ir acompañada de una reunión con nuestro director financiero o no según sus necesidades.

  • Organización del área económica

    Una puesta al día de la organización financiera y administrativa en búsqueda de una mayor eficiencia. Nuestra gran experiencia en la administración de diferentes empresas y sectores nos permite identificar procesos ineficientes en las organizaciones y hacer propuestas de mejora que incrementaran exponencialmente la eficiencia y eficacia en su organización.

  • Desarrollamos planes de gastos y planes de reestructuración

    Por reestructuración debe entenderse cambio y puede venir motivado por diferentes circunstancias como asegurar a viabilidad a largo plazo, mejorar la rentabilidad o la liquidez de la empresa. Afecta a toda la empresa y su foco principal dependerá de las circunstancias particulares como poner el foco en la caja, esto es, optimizando el capital circulante y venta de activos estratégicos o por otro lado en los beneficios concentrándose en actividades de mayor margen bruto.

  • Implantación de cuadro de mando integral adaptado a sus necesidades

    El cuadro de mando integral (CMI) es una herramienta de gestión que ayuda a la toma de decisiones directivas. Éste proporciona información periódica sobre el nivel de cumplimiento de los objetivos previamente establecidos mediante indicadores además de ser un concepto dinámico que ofrece apoyo continuo en la toma de decisiones.

Cómo Trabajamos:

  • Contacto Inicial: Escuchamos y analizamos sus necesidades para elaborar un plan de trabajo a su media. Los servicios podrán ser de una duración determinada, o continuada en el tiempo (En los servicios continuados no pedimos a nuestros clientes cláusula de permanencia por un periodo determinado).
  • Incorporación del Director Financiero Externo a su equipo: Aceptado el plan que le propondremos, él Director Financiero Externo comenzará su prestación de serviciospara conseguir los objetivos y con la dedicación pactada. La facturación se ceñirá siempre a lo pactado.

AUDITORÍA INTERNA

La auditoría interna es una actividad independiente y objetiva de supervisión y consultoría diseñada para agregar valor y mejorar las operaciones de una organización. Ayuda a una organización a cumplir sus objetivos aportando un enfoque sistemático y disciplinado para evaluar y mejorar la eficacia de los procesos de gestión de riesgos, control y gobierno.

La auditoría interna es un catalizador para mejorar los controles de gobierno de la organización, gestión y administración de riesgos, proporcionando una visión y recomendaciones basadas en el análisis y la evaluación de los datos y procesos de negocio. Con el compromiso con la integridad y la rendición de cuentas, la auditoría interna proporciona valor a los órganos rectores y la administración superior como una fuente objetiva de asesoramiento independiente. Profesionales llamados auditores internos son empleados por las organizaciones para llevar a cabo la actividad de auditoría interna.

El alcance de la auditoría interna dentro de una organización es amplia y puede incluir temas como la gobernanza de la organización, gestión de riesgos y controles de gestión sobre: la eficiencia/eficacia de las operaciones (incluyendo la protección de los activos), la fiabilidad de la información financiera y de gestión, y el cumplimiento de leyes y reglamentos.

La auditoría interna también puede implicar la realización de auditorías de fraude proactivo para identificar actos potencialmente fraudulentos, participar en investigaciones de fraude bajo la dirección de profesionales de investigación de fraudes, y la realización de auditorías de fraude investigación posterior para identificar fallos de control y establecer la pérdida financiera.

Su denominación de auditores internos se utiliza así en contraposición a los auditores externos cuya actividad está más centrada en la revisión de los estados financieros confirmando que estos son una imagen fiel de la situación financiera de la empresa.

Funciones de la auditoria interna

La auditoría interna se dirige principalmente a la evaluación de control interno, diseñado para proporcionar una seguridad razonable en cuanto al logro de los objetivos básicos para los que todas las empresas se esfuerzan, entre otros:

  • Eficacia y eficiencia de las operaciones.
  • Fiabilidad de la información financiera y de gestión.
  • Cumplimiento de las leyes y reglamentos.
  • Salvaguardia de los activos

CONCURSO DE ACREEDORES

¿Qué es el concurso de acreedores?

El concurso de acreedores es un procedimiento jurídico destinado a solventar los problemas de insolvencia y falta de liquidez, procedimiento que persigue por una parte que los acreedores puedan cobrar y por otra la búsqueda de soluciones para conseguir la continuidad del negocio y evitar la quiebra.

Puede ser aplicable a una persona física, a un autónomo, o a una persona jurídica (independientemente su tamaño y tipo de personalidad que mantenga). La mayoría de concursos de acreedores solicitados en España han sido de empresas, aunque tomando un importante auge la presentación por personas físicas (personas naturales, como se define actualmente).

Se trata por tanto de un sistema que ayuda en caso de insolvencia a articular un mecanismo ordenado de hacer frente a las deudas, poniendo el asunto en manos de un Juez quien lo articulará en base a la Ley 22/2003, de 9 de julio.

¿Cuándo solicitar el concurso de acreedores?

La ley es explícita al referirse como insolvencia a la imposibilidad de seguir con las obligaciones crediticias, estableciendo la diferencia con lo que puede ser un “bache temporal”; es decir, debe existir una verdadera dificultad económica.

Así pues, se exige que el deudor padezca una situación de insolvencia que le imposibilite cumplir con sus obligaciones con regularidad.

Existen dos tipos de solicitud:

Solicitud voluntaria: cuando es realizada por la persona física, un autónomo o la persona responsable de la sociedad (en el caso de las empresas), al tener conocimiento de la posible o inminente una situación de insolvencia.

Existe obligación de presentar la solicitud del concurso en un plazo máximo de dos meses.

Solicitud forzosa: cuando no se atiende al requerimiento a tal efecto de un acreedor o de alguno de los socios de la empresa, generalmente disconforme con la dirección.

Tiempo, modo y documentos de la solicitud

La solicitud debe presentarse en un juzgado mercantil dentro de los dos meses siguientes a la fecha en que se ha tenido conciencia de la insolvencia, por escrito y aclarando si dicha insolvencia es real o inminente, aportando (entre otra) la siguiente documentación:

Declaración de la legitimación para presentar el concurso.

Memoria económica del deudor.

Inventario de bienes y de derechos.

Lista de acreedores por orden alfabético.

En caso de prosperar y de que el juzgado apruebe el concurso de acreedores, se publicará el mismo en el BOE y a partir de ese momento los acreedores podrán presentar en el juzgado la solicitud y justificación de las deudas.

El juez nombrará un administrador concursal, que podrá ser una única persona o un equipo de tres, con experiencia y titulado como abogado, economista o auditor, titulador mercantil, o uno de los acreedores (excepcionalmente).

Las 4 fases del concurso de acreedores

Aunque la ley establece más fases, en la práctica son cuatro las etapas del concurso de acreedores por las que debe pasarse:

1. Actos previos

Los actos previos son las acciones que se desarrollan antes de la admisión a trámite del concurso por auto judicial (presentación de la solicitud, la documentación, etc.). Es una fase tan amplia como compleja en la que se barajan los presupuestos de la declaración del concurso como los fundamentos del procedimiento para la declaración del concurso.

2. Fase común

Esta fase abarca desde el auto de admisión a trámite hasta que se entrega el informe concursal.

El auténtico punto de partida para trabajar es saber el patrimonio del concursado y cuánto debe al acreedor, lo que es lo mismo, determinar la masa activa y pasiva del concurso de acreedores.

3. Fase de resolución

La ley prevé dos resoluciones posibles: la firma de un convenio (acuerdo de refinanciación), o la liquidación.

4. Determinación de responsabilidad

La ley es tácita en esta fase, que solo procederá si se produce la apertura de la liquidación o un incumplimiento del convenio.
La determinación del concurso como “fortuito” o “culpable” dependerá de si ha habido culpa del deudor o de cualquiera de sus representantes legales.

Es importante destacar que, en cualquier caso y a pesar de la mala imagen del fracaso empresarial en España, hay que tener claro que es algo habitual en el mundo de los negocios y que en otros países se considera una fuente fundamental de aprendizaje para acabar teniendo éxito con una empresa.


VALORACIÓN DE EMPRESAS

La necesidad de valorar las empresas es cada día más necesaria debido, fundamentalmente, al aumento de fusiones y adquisiciones de los últimos años.

Se puede definir la valoración de la empresa como el proceso mediante el cual se busca la cuantificación de los elementos que constituyen el patrimonio de una empresa, su actividad, su potencialidad o cualquier otra característica de la misma susceptible de ser valorada.

La medición de estos elementos no es sencilla, implicando numerosas dificultades técnicas.

Al valorar una empresa se pretende determinar un intervalo de valores razonables dentro del cual estará incluido el valor definitivo. Se trata de determinar el valor intrínseco de un negocio y no su valor de mercado, ni por supuesto su precio. El valor no es un hecho sino que, debido a su subjetividad, podríamos considerarlo como una opinión. Se debe partir de la idea de que el valor es solamente una posibilidad, mientras que el precio es una realidad. Las
mayores diferencias entre precio y valor suelen generarse por las relaciones de mercado entre compradores y vendedores.

En conclusión, podemos señalar que:

Una valoración es una estimación del valor que nunca llevará a determinar una cifra exacta y única, sino que ésta dependerá de la situación de la empresa, del momento de la transacción y del método utilizado.


 

top